La Empresa de Limpieza

Limpiar cocinas

Limpiar cocinas, descubre la forma más fácil y efectiva

Hoy hablaremos un poco sobre limpiar cocinas. Sabemos que para ti la limpieza de tu hogar es de máxima importancia. Pero también comprendemos que hacer labores de limpieza no es tan sencillo como se escucha. No solo requiere esfuerzo físico, sino además poseer conocimientos básicos sobre qué detergentes usar.

De igual manera es preciso saber en qué medida y cantidad emplearemos cada producto. Y cuáles son más efectivos y para que se usan comúnmente. Bueno, no te preocupes, pues estamos aquí para ayudarte.  Compartiremos contigo algunos secretos fáciles de aplicar en la limpieza de tu cocina. ¡No dejes de leer este post!

No te compliques, limpiar cocinas no había sido tan fácil

Considera lo siguiente antes de hablar sobre limpiar cocinas. En el hogar, cada espacio está dedicado para un uso particular que satisface una necesidad básica para nosotros. Y cada uno de estos espacios amerita atenciones y cuidados particulares para su conservación e higiene.

Por ejemplo, en nuestras habitaciones dormimos y descansamos, en el baño nos duchamos y aseamos. La sala es un lugar donde nos relajamos y atendemos nuestros visitantes y amigos. Y es en la cocina donde preparamos deliciosas comidas para todos en el hogar.

Si hay un lugar en casa donde más tiempo pasamos es sin duda la cocina. La elaboración de alimentos y su consumo son aspectos esenciales de todo hogar. Pero al momento de cocinar, es inevitable dejar rastros de comida, grasa y otras sustancias que terminan ensuciando el espacio.  Es sin duda un mal necesario.

Es muy importante aprender a limpiar tu cocina

Mantener la cocina de tu hogar libre de toda contaminación, limpia e impecable es un trabajo de todos los días. Su importancia radica en que es allí donde preparas los alimentos que consumirás tú y tus seres queridos. No puedes permitir que la mugre y demás agentes patógenos se adueñen del lugar.

Muchas enfermedades y afecciones pueden evitarse si se le da a la cocina la higiene que amerita. La salud de tu familia depende de que este espacio se mantenga totalmente limpio y descontaminado. Cada vez que entres allí a preparar algo de comer, el lugar debe estar higienizado en su totalidad.

Y por supuesto, posterior al preparado y consumo de alimentos, es necesario que le des a tu cocina la atención que requiere. Así, has de ordenar, devolver todo a su lugar previo lavado y desinfectar las superficies y el piso correctamente. Una ardua tarea ¿verdad? Puede ser mucho más fácil si aplicas nuestras sugerencias.

Aprende con nosotros a limpiar cocinas

Una vez pensado en la importancia de mantener limpia tu cocina, podemos empezar a hablar sobre cómo hacerlo. En primer lugar, debemos asegurarnos de contar con los implementos y productos de higiene del hogar necesarios para dicha tarea. Tenerlos a la mano te ahorrará tiempo y energías.

Seguramente ya cuentas con algunos o todos las herramientas a utilizar para limpiar cocinas. Por ejemplo, será útil tener al menos un balde para contener agua, cepillos para barrer y uno o varios trapeadores. Además consigue unos paños o toallas para secar, una botella de spray y un cepillo de cerdas suaves.

La lista previa no es completa, pero reúne las herramientas que comúnmente se emplean para limpiar cocinas. En cuanto a los detergentes y demás artículos de higiene doméstica, consigue detergente líquido y en polvo, lejía o cloro. Dependiendo del nivel de suciedad, tal vez necesites amoniaco y bicarbonato.

Usa productos caseros para limpiar cocinas

Sí, para realizar una limpieza rápida y efectiva, puedes emplear algunos productos de uso doméstico. Ya hemos mencionado el bicarbonato de sodio. También puedes emplear el vinagre, ya que es un poderoso desengrasante. El limón y la sal contribuyen a desinfectar y arrancar manchas de grasa. ¿Interesante verdad?

Limpiar cocinas

Así que te recomendamos ubicar todas estas herramientas, detergentes y productos caseros y que los tengas a mano. Aquí aprenderás como usarlos y combinarlos para limpiar cocinas de forma rápida y fácil, con el mayor grado de efectividad.

Empecemos con limpiar las superficies de tu cocina

Queremos que nuestra cocina luzca impecable, así que podemos comenzar con limpiar debidamente todas las superficies. Es probable que estas estén recubiertas con azulejos, baldosas u otros materiales de construcción resistentes y decorativos. En ellos es fácil que de adhiera la grasa, el polvo y suciedad.

¿Cómo limpiar efectivamente el suelo y demás superficies de tu cocina? Bueno, en primer lugar debes retirar el polvo con un cepillo para barrer o un paño seco. Luego puedes combinar en un balde con agua un poco de detergente líquido, lejía y bicarbonato. Con el trapeador recorre todo el piso y déjalo secar.

Para las superficies cercanas a la estufa puedes mezclar los mismos ingredientes, pero en menor proporción. Humedecer una toalla con ello y proceder a limpiar cada rincón. Para ello recuerda usar guantes de látex, así cuidarás tus manos mientras higienizas toda tu cocina.

Arranca manchas de grasa persistente

Es posible que al hacer esta limpieza superficial descubras manchas de grasas muy persistentes. ¿Qué puedes hacer para eliminarlas completamente? Bueno, te daremos algunas ideas básicas para remover y eliminar manchas, con nosotros aprenderás a limpiar cocinas sin mayor esfuerzo.

Existen algunas sustancias caseras que servirán en tus intentos por eliminar manchas de grasa. Una de ellas es el vinagre, ya que es un poderoso desengrasante. Si lo combinas con bicarbonato de sodio, intensificarás su capacidad arranca grasa.

Vacía en un recipiente una buena cantidad de agua tibia. Agrégale un poco de vinagre, una cucharada de bicarbonato de sodio y algo de detergente líquido. Aplica un poco de esta mezcla sobre la mancha en cuestión, y frótala con un cepillo de cerdas suaves.

Otra sugerencia

Algo que también puedes hacer para eliminar manchas fuertemente adheridas es aplicarles jugo de limón con bicarbonato de sodio. Esta es una combinación perfecta para eliminar residuos de grasa. Mezcla ambos ingredientes hasta formar una pasta homogénea, que luego frotarás con la ayuda de un cepillo de dientes.

Esta misma idea puedes aplicarla cuando se trate de quitarle la grasa a la parrilla del horno o al microondas. Sobre la estufa también se pega la grasa que cae al cocinar o servir la comida. La misma receta te servirá para dejarla como nueva. Es importante que uses guantes de látex cada vez, así cuidarás tus manos.

No olvides limpiar las Alacenas

Luego de limpiar las superficies de tu cocina, puedes pasar a limpiar las alacenas. Es allí donde guardas algunas de los útiles de cocina, electrodomésticos, alimentos, ollas y demás recipientes. Por eso es importante que mantengas las alacenas lo más limpias posibles.

Te daremos algunas ideas y seguirás aprendiendo a limpiar cocinas. En primer lugar debes vaciar las alacenas, desocuparlas totalmente. Luego retira el polvo y cualquier resto de basura que halla con un paño seco. En una botella de spray coloca agua tibia, detergente y un poco de vinagre. Necesitarás una escalera.

 

 

Limpia las alacenas sin complicaciones

Aplica la mezcla usando la botella de spray y asegúrate de que caiga en todo rincón. Déjala actuar un par de minutos y procede a secarla con una toalla. Si las puertas son de madera, retírales el polvo y usa un limpiador de madera para pulirlas.

No olvides limpiar bien las manecillas de las puertas de las alacenas. Estas acumulan grasa debido a que, mientras cocinas, abres o cierras las puertas frecuentemente. Te servirá usar bicarbonato de sodio con limón para desengrasarlas y pulirlas al mismo tiempo. Ayúdate con un cepillo de dientes.

Limpiemos ahora la estufa y el refrigerador

A la hora de limpiar cocinas, es importante que aprendas también a darles cuidados a la estufa y el refrigerador. Ambos son elementos indispensables en todo hogar. Su valor y uso no tiene precio, por lo que merecen un trato especial en el momento de la limpieza. Veamos cómo puedes dejarlos como nuevos.

La superficie de las estufas, por lo general, son de acero inoxidable. Así resisten por más tiempo el uso y el calor. ¿Cómo limpiarlas? Bueno, todos los días deberías asegurarte de limpiar cualquier resto de suciedad que recién haya caído. Para ello usa una solución de agua tibia con jabón, y aplícala con una esponja.

Para hacer una limpieza más profunda a la estufa, necesitarás vinagre, bicarbonato de sodio y el jugo de un limón. Retira todas las hornillas, y con una esponja suave procede a humedecer la superficie. Deja que la mezcla haga su efecto un par de minutos. Luego seca bien con una toalla suave.

Limpia además la campana extractora de la cocina

Este accesorio de tu cocina es de mucha utilidad en tu hogar. Se encarga de absorber los olores, humedad y grasa que despiden los alimentos mientras se cocinan. Por ello es uno de lo que más se ensucia y requiere de una limpieza periódica, preferiblemente cada dos meses. ¿Cómo puedes hacerlo?

Recuerda utilizar siempre una esponja que no sea agresiva, así cuidarás el acabado de la campana extractora. Para proceder a limpiar exteriormente puedes usar una mezcla de vinagre, bicarbonato de sodio y agua tibia. Conseguirás así arrancar la grasa, eliminar los malos olores y desmanchar.

Cundo quieras limpiar los filtros de la campana extractora, necesitarás los mismos ingredientes. Solo que esta vez en una mayor proporción para sumergir los filtros y dejarlos allí un par de horas. Agrega a la mezcla el sumo de un limón y permite que haga su maravilloso efecto. Luego déjalos escurrir y listo.

Es el turno del refrigerador

Continuamos en este recorrido sobre cómo limpiar cocinas. Ahora le toca al refrigerador recibir los mejores cuidados. Este electrodoméstico es de un valor incalculable. En él podemos guardar la mayoría de alimentos y conservarlos. Verduras, hortalizas, carnes y demás productos se mantienen frescos en él.

En vista del constante uso que le damos, el refrigerador se ensucia con mucha frecuencia. Restos de comida, derrames indeseables, verduras y hortalizas dañadas y malos olores son algunas de cosas que amenazan su higiene. Necesitamos aprender a limpiarlo de forma rápida y sencilla. ¡Empecemos ya!

En primer lugar ubiquemos las herramientas y sustancias necesarias para limpiar un refrigerador. Ameritas de un recipiente con agua, vinagre, bicarbonato de sodio, detergente en polvo y toallas suaves. Con estas cosas básicas combinadas y usadas de forma correcta, dejarás tu refrigerador como nuevo, muy limpio.

Comencemos a limpiar el refrigerador

En primer lugar te recomendamos desenchufar el refrigerador. Pero si vas a necesitar luz para limpiar hasta el último rincón de su interior, ¿qué puedes hacer? Bueno, no lo desenchufes pero coloca el dial en “0”, y listo. Podrás valerte de la luz propia del refrigerador para ver con claridad el trabajo que realizarás.

Empieza por vaciar el refrigerador, saca todo: recipientes con comida, verduras y hortalizas marchitas, carnes y demás alimentos. Luego retira las bandejas y gavetas, colócalas en el lavaplatos. Te diremos luego como puedes limpiarlas. No dejes nada dentro del refrigerador que pueda estorbar el proceso de limpiado.

A continuación, seca con un paño todo el interior del refrigerador. Luego mezcla en un balde con agua un poco de vinagre, una cuchara de bicarbonato y un poquito de detergente en polvo. Con una esponja suave procede a limpiar cada rincón del refrigerador. Si consigues comida adherida, frótala con mayor fuerza.

Seguimos con el refrigerador

Una vez limpiado todo el interior del refrigerador, concentremos la atención en las bandejas y gavetas que habíamos sacado ya. Con la mezcla que previamente teníamos preparada, comienza a limpiar cada bandeja y gaveta. Una esponja suave servirá para ello, y un cepillo de dientes para llegar a las esquinas.

Luego enjúgalas con abundante agua y déjalas escurrir. Al cabo de un rato termina de secarlas con una toalla y acomódalas nuevamente en el interior del refrigerador. Hazlo con cuidado y asegúrate de que cada pieza encaje perfectamente. ¡Ya casi terminas de limpiar tu refrigerador! ¡Luce como nuevo!

 

No olvides esto

Antes de volver a guardar alimentos y recipientes en el refrigerador, en bueno que verifiques que estén limpios y en buen estado. Desecha todo lo que no sirva, lava los recipientes sucios y procura acomodar todo de la forma más ordenada posible. Todo lo anterior aplica también a la puerta del refrigerador, déjala igual de pulcra.

A fin de que puedas sentirte como un experto mientras realizas la limpieza de tu refrigerador, te animamos a veas un video tutorial sobre cómo hacerlo. Seguramente encontrarás otras ideas de mucha utilidad.

Neutraliza los malos olores dentro del refrigerador

Un problema común en los refrigeradores es que retienen los malos olores. Es muy desagradable abrirlo y recibir esa ráfaga de mal olor. ¿Cómo corregir ese problema? Bueno, toma nota de las siguientes sugerencias y trucos. Son fáciles de aplicar pero muy efectivos.

En primer lugar debes eliminar la fuente del mal olor. Generalmente con una limpieza profunda, tu refrigerador recuperará su aroma a limpio. Aparta cualquier resto de comida, verduras con olores fuertes o alimentos vencidos.

A fin de neutralizar los malos olores, puedes colocar en un recipiente un poco de café molido. Luego, sencillamente, guárdalo permanentemente dentro del refrigerador. También puedes introducir en la nevera un vaso con zumo de limón. Cortar un limón a la mitad y pincharlo con clavos de olor también funcionará.

¡Listo, tu cocina ha de lucir su mejor imagen!

¿Qué te ha parecido este artículo sobre cómo limpiar cocinas? Seguramente notaste que esta labor no tiene por qué ser tan tediosa. Hemos hablado sobre limpiar las superficies y pisos de la cocina con facilidad. También te orientamos para cuando vayas a higienizar las alacenas.

Limpiar cocinas

La campana extractora también puede ser limpiada aplicando las ideas de este artículo. Y aprendimos como eliminar manchas y dejar completamente limpias la estufa y el refrigerador. No es tan difícil si pones en práctica cada una de nuestras sugerencias. Nos sentimos complacidos de poder ayudarte.

¡Para nosotros es un placer poder ayudarte!

En este artículo has podido leer consejos muy útiles sobre cómo limpiar cocinas. ¡Pero hay mucho más! En nuestra página de internet podrás encontrar una enorme cantidad de ideas prácticas para la higiene y cuidado del hogar. Son sugerencias sencillas, que están a tu alcance y que te facilitarán las cosas.

Somos La Empresa de Limpieza, especialistas en mantener la pulcritud y ofrecer servicios de limpieza de la más alta calidad. Contamos con todas las herramientas necesarias e implementos de limpieza requeridos para atender cualquier necesidad.

Nuestro personal está compuesto por profesionales en la materia. Cada equipo cuenta con la mejor preparación y la mayor experiencia en las labores de higiene doméstica. No te arrepentirás si decides contactarnos. Podemos con toda situación que amerite limpieza intensiva.

Comprendemos tu situación y queremos ayudarte

Entendemos que la limpieza doméstica es una labor extenuante. No resulta sencillo sacar el tiempo de una apretada agenda para dedicarlo a la limpieza efectiva. Pero es necesario hacerlo con frecuencia. Es allí donde podemos ayudarte, no tienes por qué complicarte más.

Solicita nuestros servicios especializados y te ofreceremos toda la asesoría necesaria. Incluso podemos hacer el trabajo por ti. Aprovecha la oportunidad de aprender con nuestros post y también recibir en casa una limpieza profesional.

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CALCULA TU PRESUPUESTO
ES GRATIS

PRESUPUESTO

ONLINE