La Empresa de Limpieza

Cómo llevar a cabo la limpieza y reparación de persianas de forma efectiva y segura. Todos nuestros trucos y consejos

En La Empresa de Limpieza, sabemos que la limpieza y reparación de persianas o no se hace, o realmente supone cierto quebradero de cabeza, dependiendo del inmueble, sobre todo para poder acceder por la parte exterior. Pero sin embargo, el mantenimiento y limpieza de ventanas siempre estarán incompletos si no realizas también ésta tarea.

Las persianas son un elemento más en cualquier inmueble. Como tal necesitan ser limpiadas y arregladas con una cierta periodicidad. Para así no acumular una excesiva cantidad de suciedad que pueda llegar a dificultar su buen funcionamiento. También para prevenir una rotura que pueda hacer su utilización imposible.

En éste artículo te vamos a enseñar cómo llevar a cabo la limpieza y reparación de persianas de forma efectiva, si aplicas todos nuestros trucos y consejos.

¿Cómo limpiar y reparar la parte exterior de las persianas en pisos elevados sin correr peligro?

Para limpiar las persianas por fuera en pisos altos, sin sufrir grandes riesgos, te vamos a proponer los siguientes trucos y pasos.

  1. Lo primero que debes saber es que no tienes por qué arriesgar tu vida por la dificultad que supone intentar limpiar el exterior de las mismas o reparar las persianas. Existe una forma mucho más segura e igual de eficaz, e incluso más completa de limpiar persianas por fuera sin desmontarlas o de reparación de persianas sin asomarse. Consiste en quitar la tapa del tambor, que encontrarás en la parte superior dentro de la ventana.
  2. Con la ventana cerrada, súbete a la escalera para quitar la tapa del cajón de la persiana. Justo donde se encuentra el tambor. Debes hacer palanca con algún utensilio si está encajada a presión. O desatornillar si se ha fijado de ésta manera.

Continúa siguiendo estos pasos

  1. Ahora ayúdate con algún elemento que te permita sujetar el aspirador en altura de tal modo que puedas manipular la boquilla en el interior del tambor. De este modo puedes aspirar  la suciedad para limpiar dentro de la caja que contiene la persiana enrollada. Esta es una tarea importante tanto si sólo se quiere limpiar su interior como si se quiere reparar la persiana. Has tenido que abrirla para repararla. Nunca está de más limpiar su interior, caso aplicación a cualquier otro elemento.limpieza de persianas
  2. Utiliza un paño impregnado con cada uno de los productos más adecuados para el material con que se hayan confeccionado las lamas de tus persianas. Según te aconsejamos más adelante, realizando la limpieza húmeda de cada listón. Debes de trabajar por tramos en pasadas horizontales, e inmediatamente después seca con otro paño.
  3. Para continuar con la limpieza de la superficie guardada, tirar de la cuerda y seguir desenrollando. Para así poder limpiar otro nuevo tramo. Sigue así hasta completar el total. De este modo también podrás identificar los elementos que están dañados. O los que no funcionan de una forma correcta.
  4. Consigue las piezas necesarias en la ferretería o bien en algún proveedor o distribuidor especializado. Realiza el cambio para reparar la persiana.
  5. Finaliza la tarea colocando nuevamente la tapa del tambor en su sitio.

Ahora ya puedes continuar con la limpieza de persiana interior.

Pasos para limpiar la parte interior de las persianas

Esta tarea es mucho más sencilla y rápida una vez que has eliminado la suciedad exterior.

  1. Lo primero que hay que hacer para limpiar las persianas por dentro, es desenrollarlas totalmente.
  2. Utilizando un elemento que te ayude a elevar el aspirador, comienza a eliminar el polvo siempre desde arriba y hacia abajo.
  3. Sube totalmente la persiana para limpiar también el polvo de las guías laterales.  Utiliza el mango telescópico del aspirador para llegar a las partes más altas. Hazlo sin necesidad de subirte a la escalera.También existen algunos utensilios muy eficaces y prácticos para este fin. Como son los limpia-persianas.
  4. Repite la operación de limpieza en húmedo por tramos horizontales que te hemos indicado anteriormente. Completa la limpieza de cada lama de la persiana. Siempre comenzando por arriba y terminando en la parte más baja.

empresa de limpiezaDesde nuestra experiencia profesional, siempre aconsejamos un mantenimiento con cierta frecuencia, para evitar la acumulación de polvo y suciedad que puede llegar a incrustarse, haciendo más difícil las tareas de limpieza general.

Para que resulte más fácil la limpieza de persianas, puedes retirar el polvo de la parte interior con un plumero telescópico una vez a la semana por la parte interior. También pasar el aspirador con una frecuencia quincenal o mensual.

Una buena limpieza de este tipo de elementos, puede prevenir además de enfermedades e infecciones causadas por bacterias y virus, el deterioro y rotura de las persianas, teniendo que ser posteriormente reparadas.

Productos para limpieza de persianas

No es aconsejable utilizar un mismo producto para limpiar lamas en persianas de madera, metal o pvc. Por eso te vamos a aconsejar el producto de limpieza más adecuado para cada material.

  • Para limpiar persianas de madera, utiliza un spray limpiador con ceras. Protegerán el material, y no utilices agua. Así evitarás que la humedad penetre y dilate la madera, estropeando las lamas.
  • Si tus persianas son de metal, puedes utilizar un trapo humedecido en alcohol para limpiarlas. Esto desinfectará y su carácter volátil hará que los restos de humedad desaparezcan rápidamente. También que no oxiden el material.
  • Para limpiar persianas de PVC, utiliza jabón lavavajillas disuelto en agua templada. Aclara después con agua sola, para retirar los restos de jabón y suciedad.

Y ahora que ya sabes cómo limpiar las persianas, te vamos a contar algunos trucos y consejos para mantener las persianas en buen estado más tiempo.

limpieza de una persiana

Trucos y consejos para mantenimiento y reparación de persianas

Las limpiezas generales y en éste caso la limpieza de persianas, son un estupendo momento para llevar a cabo algunas revisiones sobre el estado de elementos e instalaciones. Y es que es un momento perfecto para aprovechar y corregir problemas y reparar las persianas. También aquellos elementos que favorezcan su funcionalidad y prolonguen su uso durante mucho más tiempo.

  1. Como hemos comentado previamente, la limpieza del tambor de la persiana puede ser una excusa perfecta para aprovechar que ya has quitado la tapa y cambiar topes rotos, sustituir lamas, el tambor de la persiana o cualquier otro arreglo.En el caso de la reparación de los topes de persiana, es tan sencillo como utilizar destornillador para hacer palanca. También soltar los viejos topes, comprar unos nuevos en la ferretería y atornillarlos en lugar de los anteriores.
  2. Aprovecha también el momento de la limpieza general para mantener las guías. Además de limpiar como te hemos explicado antes, utiliza un aceite adecuado para engrasarlas nuevamente. Esto facilitará un deslizamiento más suave. También la prevención de futuras reparaciones de la persiana por roturas derivadas de un mal mantenimiento.

Cambio de la correa de la persiana

  1. Si la cinta de tus persianas está muy deteriorada, puede entorpecer su bajada y subida, o incluso romperse, impidiendo su movimiento. Para reparar la cinta de la persiana lo mejor es cambiar la correa de la persiana, en cuánto se percibe su deterioro. Para arreglar este elemento y llevar a cabo la reparación de la persiana es necesario:
    1. Enrollar hasta arriba del todo. Sujetar fuertemente con cinta, cuerda u otro tipo de amarre la persiana.
    2. A continuación, abrir la caja del tambor como te hemos explicado anteriormente. Tras localizar el tipo de sistema que une la cinta de persiana al recogedor superior. Soltar de éste la correa vieja. Retirarla para introducir la correa nueva fijándola al recogedor del mismo modo que lo estaba la anterior.
    3. Después, hay que enrollar la correa nueva alrededor del tambor. Darle unas cuantas vueltas, y pasar el otro extremo por el acceso de la tapa.
    4. Luego hay que fijar de nuevo la tapa. Sujetar la correa antes de soltar la persiana totalmente.
    5. Una vez se fije de nuevo la tapa y se sujete la correa antes de soltar la persiana, hay que desatornillar el recogedor de la parte inferior para sacarlo y cambiar la correa de persiana vieja por la nueva. Asegúrate de que el dispositivo de enrollado se cargue. Tendrás que ayudarle a girar hasta que el resorte interior quede en tensión. Luego engancharás la correa en su punto bien desde un ojal. Enrolla el resto de correa muy apretada sobre el disco para introducir de nuevo en el recogedor. Este en su ubicación, debe atornillarse nuevamente a la pared.
    6. Por último, subir y bajar la persiana para comprobar que toda la operación se ha realizado de forma correcta. Esto se hace al instalar nuevamente la cinta de persiana.

Otros problemas de las persianas

  1. También al realizar la limpieza y mantenimiento de persianas, os podéis encontrar con que una de las tapas de la caja de la correa se encuentre suelta porque uno de los orificios de fijación tenga holgura u otro daño.
    1. Para empezar a reparar la persiana y solucionar éste problema, hay que bajar la persiana totalmente y a continuación habrá que desatornillar la tapa de la caja y dejar que suba a la vez que el disco de enrollado, suavemente.
    2. A continuación hay que limpiar la zona con un pequeño cepillo o un pincel para que agarre mejor el producto que se va a aplicar papersianas exteriorra reconstruir la caja de la correa, y aplicar la masilla de reconstrucción para reparar una caja de correa.
    3. Cuando la masilla esté seca, coloca nuevamente el disco en el interior de la caja, pon la tapa, y marca el nuevo punto de fijación del tornillo.
    4. Con un taladro con broca de menor diámetro que la pieza, hay que hacer un pequeño orificio.
    5. Por último, habrá que meter el disco de enrollado en el interior de la caja y atornillarlo nuevamente.

También se debe tomar en cuenta…

  1. Si lo prefieres, también resulta sencillo hacer la sustitución de una caja de correa de la persiana que está rota por otra nueva, siguiendo estos pasos:
    1. Como en el caso anterior, debes empezar por bajar del todo la persiana, y soltar los tornillos que fijan la tapa de la caja.
    2. Saca la caja y sujeta bien el dispositivo, desenrollando la correa de la persiana y finalmente suelta ésta de su fijación.
    3. Abre la nueva caja y haz girar el resorte interior para que coja tensión, engancha la correa en el punto que tiene el resorte y enrolla correctamente, introduce en la caja y cierra atornillando.
    4. Sube y baja la persiana para comprobar que has seguido bien todos los pasos.

Siguiendo estos sencillos consejos puedes llevar a cabo la limpieza y reparación de persianas de forma efectiva y segura.

Pero si te abruma la idea de hacer estas u otras tareas de limpieza y mantenimiento, en La Empresa de Limpieza, tenemos la solución. Contacta con nosotros y pídenos tu presupuesto de limpieza y mantenimiento sin ningún compromiso.

Si te ha gustado éste artículo y te ha parecido interesante, quizá también te interese este post sobre Reparaciones y mantenimiento de empresas, esas pequeñas chapuzas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *