Reparaciones y mantenimiento de empresas, esas pequeñas chapuzas